El Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham ha sido completamente remodelado para acoger a los ingleses y galeses de tradición anglicana que quieran unirse a la iglesia católica, aceptando el catecismo y la doctrina católica, pero conservando elementos de la tradición y liturgia anglicana.

En esta ocasión, GRANDA ha realizado numerosos elementos litúrgicos que se integrarán en el Ordinariato como el sagrario, el atril, la cruz de altar y los candeleros. Todos los cardenales, obispos y sacerdotes asistentes a la cerenomia de inauguración revistieron casullas confeccionadas en el Taller Los Rosales.

Ofició la ceremonia de inauguración el arzobispo de Westmister, monseñor Vicent Nichols.