GRANDA acaba de finalizar la remodelación llevada a cabo en la parroquia San Gabriel, en Madrid. Este proyecto ha consistido en la ampliación de la capilla del Santísimo, la creación de una capilla de niños simétrica a la anterior y la prolongación del coro con un forjado de madera que abarca y cubre ambas capillas.

San Gabriel es una iglesia moderna, de construcción típica de los años 60, obra del famoso arquitecto Francisco Cabrero. La iglesia es de planta ovoide y su gran nave está cubierta con una cúpula.

La intervención realizada por GRANDA se ha realizado en la parte trasera de la iglesia donde se ubican las dos capillas, a los laterales de la entrada principal. Se ha buscado la máxima integración con la arquitectura original de la iglesia, buscando el punto de unión en las celosías de hormigón que resuelven la iluminación lateral de toda la nave. De este modo, se ha realizado la ampliación de las capillas con un cerramiento de mamparas siguiendo este despiece, pero esta vez realizado en madera, por su reversibilidad y calidez.

Siguiendo este criterio de reversibilidad y ligereza, toda al estructura se ha realizado en madera laminada, barnizada según el tono del portón de madera de entrada a la iglesia.

La ampliación del coro se ha llevado a cabo con un forjado de vigas y tablas de madera de pino vistas y se ha rematado con una cornisa de madera pintada, imitando la viga de hormigón que recorre todo el perímetro de la nave. Sobre esta cornisa, se ha colocado una barandilla muy similar a la ya existente de modo que engloba el conjunto y crea la sensación de haber sido realizado en el momento de la construcción de la iglesia.

El conjunto sigue los mismos criterios de sobriedad, sinceridad estructural y economía de materiales del resto de la iglesia, esta vez utilizando únicamente madera y cristal.