El departamento de Proyectos de GRANDA ha preparado un primer boceto del que será el nuevo retablo mayor de la Catedral de San Felipe Apóstol en Arecibo, Puerto Rico, que contará con unas medidas de 11 metros de ancho y 14 metros de altura.

La propuesta de GRANDA consiste en un retablo de columnas exentas de estilo renacimiento, acorde con la estructura del templo, compuesto de cinco calles y dos cuerpos con bancada y ático.

En lo que respecta a la iconografía, se han respetado las indicaciones del cliente que han consistido en que estuviesen presentes la imagen de San Felipe Apóstol, del Beato Carlos Manuel, el Beato Juan Pablo II, la Virgen del Perpetuo Socorro, la Divina Misericordia, San Juan Bautista y San José. También debía estar presente la Santísima Trinidad.

Así, el primer boceto muestra en la calle central, de abajo a arriba, un expositor para la custodia o el sagrario en el que se localiza una imagen de San Felipe Apóstol en una hornacina. Más arriba, una imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro, de la propiedad, y en el ático, una Trinidad con Dios Padre sosteniendo a Cristo crucificado y el Espíritu Santo en forma de Paloma.

En las calles laterales inmediatas se alojan esculturas de Juan Pablo II, del Beato Carlos Manuel y, más arriba, San José y San Juan Bautista. En las calles exteriores, se proponen relieves sobre el Misterio de la Encarnación: La Anunciación, El Nacimiento, La Presentación y el Niño perdido y hallado. En los frontis finales, dos cartelas con el escudo del Vaticano y el Obispo actual.

El acabado final será dorado con pan de oro de ley, alternando zonas mates y bruñidas, y policromado imitando mármol en varios tonos.