José María Gil Tamayo es sacerdote y perodista. Nació el 5 de junio de 1957 en Zalamea de la Serena (Badajoz) y conoce de primera mano el funcionamiento de la Conferencia Episcopal Española, ya que entre 1998-2011 ocupó el cargo de director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social.

Tras la renuncia de Benedicto XVI y la celebración del cónclave fue convocado por el Vaticano para trabajar como portavoz para los medios de comunicación en lengua española. Se licenció en Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra y desde octubre de 2006 es consultor del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, cargo para el que fue nombrado por el Papa Benedicto XVI.