Se prevé que la nueva talla llegue a Melbourne en diciembre y sea instalada en el retablo que preside el presbiterio.

La iglesia católica St Mary of the Sea es una de las iglesias católicas más hermosas y significativas de Melbourne y la más grande Australia. Se construyó en 1854, con una capacidad para 1.200 personas. Al principio, se trataba de una iglesia modesta, levantada en apenas seis meses, de planta cruciforme y realizada en piedra. Construida cerca del puerto de Melbourne, está dedicada a la patrona de los navegantes.

La fiebre del oro victoriana provocó una explosión demográfica que contribuyó a que creciera rápidamente la comunidad católica y con ella la necesidad de ampliar la iglesia. En 1871, se añadió un nuevo crucero que permitía acoger a 500 fieles más. Dos años más tarde, en 1873, se convirtió en parroquia.

Durante años, a la iglesia fue creciendo pero pronto se hizo imperiosa la necesidad de renovar a fondo el templo. En 2002, el reverendo Joseph Martins lanzó un proyecto de restauración de 10 millones de dólares, que sigue en curso. Este proyecto ha permitido a St Mary of the Sea convertirse en una de las iglesias más bellas y significativas no sólo de Melbourne, sino de toda Australia.