Considerado como uno de los belenes más bellos jamás realizados, hasta ahora sólo había estado dos veces en Madrid: en 1961, en el Museo de Artes Decorativas y en 1998, en el Palacio Real.

Se trata de una obra realizada en el siglo XVIII por el escultor murciano Francisco Salzillo. Fue realizado por encargo de Jesualdo Riquelme y Fontes para decorar su palacio y culminado por Roque López. Está compuesto por 556 figuras de 25-30 centímetros, realizadas en barro cocido, madera y cartón.

Basándose en los Evangelios de San Mateo y de San Lucas, Salzillo va relatando la historia del nacimiento de Cristo en orden cronológico, desde la Anunciación a la huída de Egipto. Mezclando escenas religiosas con otras de carácter costumbrista, es un fiel reflejo de muchas de las tradiciones que retratan la sociedad del siglo XVIII. Está basado en la tradición del pesebre napolitano y su elaboración creó una auténtica escuela de belenes que perdura en Murcia hasta nuestros días.

El Belén fue adquirido en 1915, cuando el marqués de Corvera lo ofreció al Estado para su compra. En un primer momento se expuso en el Museo de Bellas Artes de Murcia, hasta que en 1958 pasó a formar parte de los fondos del Museo Salzillo.

Más información. El Belén de Francisco Salzillo. Centrocentro. Plaza de Cibeles s/n. Entrada: 1 €. Horario: de 10:00 a 20:00 salvo 24, 25 y 31 de diciembre y 5 6 de enero: de 10:00 a 14:00. hasta el 2 de febrero de 2014.