Un gran retablo de la Virgen con el Niño preside desde hace pocas semanas el presbiterio de la nueva capilla de diario de la iglesia norteamericana St Pius X, capilla que lleva por nombre María, madre de Dios y que está dedicada a la Virgen.

El retablo, realizado artesanalmente en España por la empresa de arte sacro GRANDA, forma parte del proyecto de acondicionamiento de este templo de nueva construcción cuyo encargo ha corrido íntegramente a cargo de GRANDA. Además del retablo, también ha realizado la mesa de altar, el ambón, el vía Crucis que decora las paredes, las vidrieras de tracería con anagrama mariano, el sagrario, los candeleros, la cruz de altar, la lámpara del Santísimo así como los bancos.

Al departamento de Proyectos de GRANDA se le encargó que se ocupara, no sólo de la decoración del templo, sino también del diseño del espacio con el fin de crear un lugar adecuado para el culto y de recogimiento. Se partía de un espacio nuevo y completamente vacío. Debía ser de estilo tradicional pero no muy recargado.

GRANDA ha optado por un planteamiento general del proyecto clásico pero a la vez sencillo, no recargado en exceso. Para esto se ha partido de un equilibrio general de formas y elementos que acompañan y refuerzan el área del presbiterio con el objeto central del altar, sagrario y el retablo.

El presbiterio de seis lados con bóveda ha sido decorado con molduras de madera en los vértices y en la bóveda se han integrado casetones para arropar el retablo.

Para conseguir una mejor iluminación y dar sensación de espacio abierto, se proponen siete ventanas ciegas con iluminación interior en vez de apliques en las paredes.