Granda ha sido la encargada de realizar, en sus talleres de arte de Madrid, el mausoleo de la familia Gómez-Mata situado en el cementerio municipal de Vila-real (Castellón).

Se trata de un monumento, de casi cinco metros de altura, presidido por un Cristo resucitado. Tanto la imagen de Jesucristo como el resto de piezas escultóricas, están realizadas en mármol de Carrara. En los pedestales se ha empleado mármol travertino, que recuerda los fundamentos de la Santa Madre Iglesia y la sangre de los mártires sobre la piedra antigua de Roma.

Situado en una parcela de 64 m2s, en la parte central del camposanto, este mausoleo cuenta con una cripta de 30m2 y cuatro metros de profundidad, tres plantas en altura para seis nichos y tres columbarios. La obra encargada a Talleres de Arte Granda, ha sido realizada en mármol travertino y de Carrara. Destaca por sus dimensiones y por su belleza escultórica.

Con una fuerte carga simbólica en la que la fe y la vida eterna asumen el protagonismo, el mausoleo de la familia Gómez Mata muestra a Cristo Resucitado de 2,30 metros de altura y caracterizado por las tres potencias, que aluden a la Santísima Trinidad. Este se sitúa en la parte central y más elevada del monumento.

La escultura central está flanqueada a un nivel más bajo por cuatro ángeles de unas dimensiones aproximadas de metro y medio. Representan, a través de diferentes elementos simbólicos, el triunfo sobre la muerte y el encuentro del alma con Dios. Uno se dirige hacia el visitante y reclama su atención; otro muestra el camino con su mirada a Cristo; el tercero corona la tumba como prenda del premio definitivo y el último, muestra una paloma en actitud de libertad. En el reverso, un relieve de la Inmaculada en mármol blanco completa esta obra, dirigida por Juan Antonio Medina y elaborada por un conjunto de artesanos de la piedra de Granda.

El conjunto escultórico ha sido diseñado y coordinado por Pascual Mata y Javier Lahuerta, integrantes del estudio vila-realense Format Arquitectos.

“Es una contribución al patrimonio cultural religioso de Vila-real”, ha señalado el primer edil de Vila-Real.

Son muchas las aportaciones realizadas por el empresario José Gómez Mata ha realizado en beneficio de la sociedad en general y muy en particular de Vila-real. El conjunto artístico de la plaza y monumento a San Pascual, los campanarios de la basílica, el carillón y el conjunto de campanas, junto al ascensor hidráulico de la basílica, son las principales obras de su legado para con sus conciudadanos.