Se trata de un relieve realizado en madera maciza encerada, con pequeños toques de veladura para destacar los personajes de la escena, que representa la Presentación del Señor en el Templo. Se ha rematado con un fondo de madera barnizada.

El relieve presidirá el presbiterio del templo.