Las banderolas de cinco metros de longitud en color morado que la iglesia de St. Isaac Jogues encargó a Granda, fueron colocadas en el interior del templo el pasado Miércoles de Ceniza y decorarán el interior de la iglesia durante toda la Cuaresma.

Se trata de dos banderolas de 5 metros de longitud confeccionadas por las bordadoras del taller Los Rosales. El trabajo ha sido costoso por las dimensiones de las mismas aunque en esta ocasión, los bordados se han hecho por ordenador.

Los galones empleados son dorados y el damasco morado es de fibra natural.

El color morado es el color litúrgico que se emplea en Cuaresma, tiempo de penitencia y renovación. Simboliza penitencia y duelo.