El trono del Cristo fue diseñado por Moreno Carbonero y ejecutado en maderas nobles y bronces en los talleres Granda, en 1926.

La Real Hermandad del Santo Sepulcro realiza su traslado de ida el Jueves Santo a las 13:30. El recorrido comienza en la Iglesia de Santa Ana y va hasta la Casa Hermandad situada en la Calle Alcazabilla.

El traslado de vuelta se realiza, una vez encerrados los tronos en su Casa Hermandad, en la noche del Viernes Santo, sobre las 3.00 del Sábado Santo.

El Trono
En 1921, la Hermandad del Santo Sepulcro tuvo en proyecto la adquisición de un nuevo trono para el Señor, que diese mayor solemnidad a los futuros desfiles procesionales.

La Hermandad recibió dos propuestas diferentes: uno, del escultor Francisco Palma García (1887-1938), que no se llegó a realizar; y un segundo proyecto realizado por el pintor malagueño José Moreno Carbonero (1858-1942).

La Hermandad se decidió por el proyecto de Moreno Carbonero, el cual se terminó de construir en 1927 en los talleres de arte de Granda, y es el que se procesiona actualmente.

Este trono supuso una gran innovación en cuanto a diseño se refiere, pues no estaba marcado por una línea barroca ni tampoco neogótica, sino que aportaba un estilo nuevo sin ningún precedente en Andalucía. Independientemente de la belleza y elegancia natural del trono. Moreno Carbonero presentaba como novedad más llamativa la forma de concebir la muerte de Cristo al diseñar una especie de catafalco o túmulo que pasa a sustituir la urna, siendo ésta una forma más humanizada de concebir y ofrecer al pueblo la muerte del Redentor del género humano.

Sus medidas aproximadas: 4,15 metros de largo por 3,10 de ancho y unos 4 metros de altura. Se procesionó por primera vez en la Semana Santa de 1927 con la Imagen del Señor que poseía la Hermandad.

Mensaje iconográfico del Trono del Cristo
En él se expresa jerárquicamente las diversas épocas que vivió el pueblo cristiano en su histórico camino hacia el Mesías.

En la parte inferior del trono, aparecen una serie de leyendas que aluden a Jesucristo como Salvador de la humanidad.

Por encima del friso corrido se encuentra el cuerpo del trono con relieves concernientes al Antiguo Testamento. Entre estos relieves podemos establecer dos grupos, unos realizados en plata de ley y caoba, formando cartelas o medallones tetra lobulados, y otros tallados en madera policromada y estofada.
Cartelas de plata

Representación del Sacrificio de Melquisedec y las ofrendas de pan y vino (Génesis 14,18), Es el símbolo de la Última Cena en la que Cristo instituye la Eucaristía.

El Sacrificio del Cordero Pascual por Aaron (Éxodo 12,21-28). Simbología de la liberación de los cristianos por la Muerte de Jesús.

Moisés hace brotar agua de la roca en el desierto (Numero 20.7-13). Simbología del Bautismo de Cristo y su Misericordia con el pueblo.

Curación de la serpiente de bronce, en el desierto,a los heridos por mordeduras de los reptiles (Número 21,4-9). Simbología de Cristo como la serpiente de bronce que triunfa sobre el mal sanando las almas humanas.

Representa a la Santísima Virgen con el Niño Jesús en sus manos, entre pequeños querubines. Simboliza a la Mater Dolorosa.

Relieves policromados y estofados

Cristo resucitado justiciero delante del Rey David que porta en sus manos el arpa.
Los profetas Isaías y Ezequiel que predijeron la llegada del Rey Mesías.
Escena que representa a Moisés, David y el Arca de Noé y a Daniel alimentado por Habacuc.
Noé, Esdrás y Abraham con su hijo Isaac.

Grupo de ángeles con instrumentos de la Pasión, en el frontal y en la parte trasera del trono.
En el cuerpo superior o catafalco, escenas del Nuevo Testamento encuadradas en paneles rectangulares confeccionadas en bronce y separadas por pilastras. Por encima y por debajo de estos relieves aparecen esmaltes con la forma de metopas dóricas, recorriendo toda la losa sepulcral con motivos florales, vegetales, geométricos y zoomorfos.

En uno de los lados del catafalco se representa la Encarnación, el Nacimiento y Jesús en el Templo enseñando a los Doctores. En el otro lateral, la Oración en el Huerto, la Sentencia de Muerte ante el pueblo en presencia de Pilatos y el Camino del Calvario con la Santa Mujer Verónica. En el delantero del catafalco aparece la Última Cena de Jesucristo con los doce apóstoles, y en la parte trasera el bajorrelieve corresponde a la escena del Santo Traslado. En cada vértice de la parte superior lucen cuatro gruesas columnas de ónix. En esmalte figuran los escudos de Málaga, de la Hermandad y de la Armada.

Hachones
En la base del trono, las esquinas dan cabida a los cuatro Evangelistas, que se reincorporarían al trono en 1976.

Realizados en caoba y bronce, siguiendo la tónica general del trono, dan cabida en sus bases a tres capillas cada una, que formando un conjunto de doce capillas ubican, minuciosamente esculpidas en bronce, tallas de los doce apóstoles.