Además de trabajos en iglesias, Granda realiza también proyectos para particulares. Una de sus últimas intervenciones ha sido la de realizar un sagrario, unos retablos así como una serie de manteles y albas para un oratorio privado situado en Canadá.

El sagrario es de estilo mozárabe en plata lacada, inspirado en la caja de ágatas de San Isidoro de León, del siglo XI. En la puerta lleva una escena de la Virgen con Niño.

Al tratarse de una capilla donde los actos se celebran de espaldas al pueblo y al no disponer de espacio en el altar para instalar una Cruz, al sagrario se le ha añadido una cruz especial con Cristo