Se trata de una imagen de Virgen con Niño realizada en resina policromada mediante veladuras de color, que se muestra más cercana, potenciando el gesto maternal y huyendo del estereotipo clásico.