El Arzobispo de Sydney, Anthony Fisher, bendijo las Santas de la St Mary’s Cathedral en una emotiva ceremmonia que tuvo lugar en la catedral. Se trata de ocho esculturas de diferentes santas que por su devoción, entrega, sacrificio y fuertes creencias han marcado un hito en la historia.

Se trata de Santa Catalina de Siena, Santa María Goretti, Santa Teresa de Ávila, Madre Teresa de Calculta, Santa Hildegard von Bingen, Santa María del Camino, Santa Mónica y Santa Teresa Benedicta de la Cruz, también conocida como Edith Stein.

Con este son ya varios los encargos recibidos por la diócesis de Sydney a Granda desde que el anterior arzobispo de la ciudad, George Pell, anunciara su intención de llevar a cabo la restauración, limpieza y conservación tanto del exterior como del interior de la catedral, devolviendo al templo su grandeza de antaño.

La St Mary’s Cathedral es la iglesia-catedral de la Archidiócesis de Sydney, sede del arzobispo católico de la ciudad. La catedral está dedicada a María Auxilio de los Cristianos, patrona de Australia. Es, por lo tanto, el Santuario Nacional Católico de Australia.