La belleza siempre puede mejorarse y más aún todo lo que está en contacto con el cuerpo y la sangre de Cristo.

GRANDA ha llevado a cabo el enriquecimiento de un cáliz románico de plata añadiendo una base nueva, también en plata, con aplicaciones de seis piedras semipreciosas en dicha base y tres nervios de plata decorativos.

Se doró, además, el interior de la copa.