El inmenso parque Samames de Guayaquil (Ecuador) fue el escenario de la multitudinaria e histórica misa celebrada por el Papa Francisco ante más de 800.000 fieles el pasado lunes 6 de julio.

Para ello, se preparó un gran altar al aire libre, donde se cuidaron todos los detalles.

Nos sentimos orgullosos de ver que candeleros y la cruz de altar realizados por GRANDA decoraban el altar.