Tras haber permanecido cerrada desde 1938, la iglesia vuelve a abrirse al culto y Granda realiza su nuevo sagrario.

Granda ha tenido el privilegio de recibir el encargo de realizar un nuevo sagrario para la iglesia que encajase con el estilo clasicista de la iglesia. Se trata de una pieza única, un sagrario especial en metal dorado con cúpula y tambor, enriquecido por columnas lisas de mármol verde. La puerta ha sido decorada con un esmalte de La Anunciación, tomando como modelo el cuadro que Murillo realizó de La Anunciación de la Virgen María, y que se encuentra en el Museo del Prado de Madrid.

En cada uno de los ángulos superiores del sagrario, las figuras de los Cuatro Evangelistas: San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan. El sagrario fue instalado y bendecido el pasado mes de junio.

Datos históricos
El 28 de junio de 2006, una de las iglesias católicas construidas a principios del siglo XIX en uno de los lugares de mayor tradición histórica en Rusia, fue devuelta a los católicos 50 años después de que fuera confiscada por el poder soviético.

Se trata del templo de San Juan Bautista, situado en el poblado de Pushkin (o Tsarskoe Selo “Ciudad de los zares”, como se le conocía antiguamente), en el noroeste de Rusia, a tan sólo unos kilómetros de la ciudad de San Petersburgo.

La iglesia había permanecido cerrada desde 1938 para convertirla en un salón de prácticas de la educación física y posteriormente, en una sala de conciertos.

La iglesia de San Juan Bautista se empezó a construir entre 1823 y 1825 por órdenes del zar Alejandro I, después de que el templo de madera que existía en Tsarskoe Selo se volviera pequeño para dar cabida a los fieles.

El 21 de noviembre de 1826, la iglesia fue bendecida y terminada en su totalidad por el arzobispo de la diócesis de Minsk, Lipski. Tras el arresto posterior del párroco, ya en tiempo de la Unión Soviética, las presiones políticas hicieron firmar a quienes se encontraban a su cargo, un documento donde se declaraban “imposibilitados para reparar el templo y pagar los impuestos correspondientes del inmueble al Estado”.

De esta forma, en el año 1938 la iglesia de San Juan Bautista fue cerrada al culto hasta 1991, cuando un 17 de marzo se volvió a realizar una celebración religiosa.

Durante dos siglos, el poblado de Tsarskoe Selo fue considerado como la “residencia de gala” del zar durante el verano. De 1811 a 1843 aquí se ubicó también el Liceo Imperial de Tsarskoe Selo donde fue educado el poeta nacional de Rusia, Alexander Pushkin.