Muchas veces es suficiente con añadir pequeños detalles para embellecer cualquier espacio y aportar la solución más adecuada sin realizar grandes cambios ni hacer grandes obras.

En este caso se trataba de decorar los altares ya existentes de la asociación cultural Fontana Nova de Roma. Para cada altar se propusieron dos opciones diferentes, optando por piezas metálicas bronceado claro, como material clave.

En el oratorio de la Administración, se propone una serie de figuras en los arcos del frente y lateral del altar. La primera opción consta de dos ángeles de estilo gótico en posición adorante, uno a cada lado del arco central, y unas tallas de la misma altura de los ángeles, colocadas en los extremos del frente y en los arcos de los laterales del altar.

En la segunda opción, los huecos del altar los ocupan los Santos Patronos de la Obra, estando los arcángeles a la derecha del sagrario y los apóstoles a la izquierda. En la peana de las imágenes irán grabados sus nombres en latín. En ambas opciones, una Rosa de Rialp también bronceada, ocupa el hueco central bajo el Sello de la Obra.

Para el oratorio de la Zona Académica se ha pensado en una decoración al tresbolillo en conjunción con los cuadrados de ónix de colores alternados del altar. En una primera opción se alternan figuras con volumen con cruces y estrellas, cruces sobre los cuadrados rojos en alusión al sacrificio de Cristo sobre el altar y estrellas sobre los verdes como alegoría de la esperanza del Cielo que nos viene por este sacrificio.

En la segunda opción se plantea una decoración sobre los cuadrados a base de chapas caladas ocupando toda su dimensión y formando dibujos geométricos, siguiendo el estilo de líneas rectas del oratorio. Se ha elegido la combinación de círculos y cuadrados para simbolizar las dos naturalezas de Cristo: la divina representada por los círculos y la humana simbolizada por los cuadrados. Proponemos la combinación de piezas plateadas y bronceadas para enfatizar ese juego de colores al tresbolsillo del altar aunque también es elegante una opción de todas las piezas en acabado bronceado. En este altar, se ha planteado sólo la decoración del frente, no de los laterales.