Hace algunos años, la iglesia católica coreana levantó un nuevo templo en California: St Thomas Korean Church.

GRANDA recibió el encargo de ocuparse de la decoración interior de la iglesia, adaptando cada elemento litúrgico y decorativo a la estética coreana.

Altar, ambón, sagrario, sedes, Cristo, relieves, Via Crucis y cuatro imágenes salieron de los talleres de Arte de Granda.

Las cuatro esculturas debían representar a la Virgen María, San José, Andrew Kim Taegon (el primer sacerdote católico de origen coreano mártir)y St. Peter Channel.

La Virgen María y San José debían representarse con rasgos coreanos, para acercarlas a los feligreses. Tras un estudio en profundidad de las tradiciones, rasgos, vestimentas coreanas, GRANDA logró dotar a ambas imágenes de los rasgos deseados.

Hoy, estas esculturas pueden verse en St Thomas Korean Catholic Center de Anaheim (California, Estados Unidos).