El retablo que se ve al fondo es obra de D. Félix Granda, fundador de los Talleres de arte de GRANDA. Compuesto de alabastro, madera y bronce, fue realizado íntegramente en Madrid, traído en piezas y montado en el lugar donde se encuentra actualmente, bajo la dirección de su autor.

Desde la calle frontal se puede observar la gran imagen del Sagrado Corazón, tallada en madera, cuya base es el Capitel Central que representa la parábola del hijo pródigo y a los dos santos que le hacen guardia: San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier.