Hace unos años, GRANDA recibió el encargo de buscar la solución más adecuada para resolver el presbiterio de la Catedral de Phoenix.

Les presentamos una distribución de dicho presbiterio, incluyendo un retablo con escalinata y sagrario, incluyendo además, cuatro hornacinas para imágenes y una trinidad de todo esto en madera marmolizada y detalles dorados.

Al gustarle mucho lo que les habíamos preparado, nos pidieron que les hiciésemos también el diseño de dos altares para dos imágenes en el frente, a los lados del presbiterio, y que le hiciésemos una propuesta de agrandar la grada para posibles ordenaciones.

El proyecto, lamentablemente, no salió pero aquí quedaron los bocetos y las ideas que surgieron para el presbiterio de la Catedral.