(Imagen: La catedral de cartón de Christchurch (Nueva Zelanda), construida tras el terremoto que destruyó, en 2011, la antigua catedral. Mide 80 metros y tiene capacidad para 700 personas).

En 1995, la ciudad de Kobe, en Japón, sufrió un fuerte terremoto que dejó a muchas personas sin casa y sin iglesia durante varios meses. El arquitecto japonés Shigaru Ban contribuyó entonces a aliviar la situación de una manera económica y rápida, diseñando la casa de papel y la iglesia de papel, nombre con el que se conoce a la iglesia católica de Takatori, cuya estructura está realizada con tubos de cartón.

Fue construida por voluntarios en sólo cinco semanas, sin maquinaria pesada y a bajo coste. Hoy, esta iglesia realizada para permanecer unos años en pie, fue donada por la comunidad de Kobe y trasladada a Taiwan en 2005, después de que la isla sufriera otro terremoto, y ocupada por el actual Templo de Takatoria, construido también con papel y cartón por Shigaru Ban.

En febrero de 2011, un terremoto de magnitud 6,3 en la escala de Richter devastó la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, y destruyó su catedral. Ban ha sido el encargado de realizar gratuitamente el proyecto del templo provisional que se levanta en el mismo lugar que en 1864 se construyó la catedral original.

El arquitecto es famoso por usar papel y cartón en sus construcciones. Por eso, la iglesia estará en pie sólo diez años, durante los que proporcionará un lugar provisional para las ceremonias religiosas.

La catedral de papel y cartón mide 80 metros de altura, tiene una capacidad para unas 700 personas y ha costado sólo 3 millones y medio de dólares.

También ha construido viviendas de emergencia en a lugares como India o Turquía. La revista Time lo ha definido como uno de los personajes más de la actualidad en el mundo. En 2014 fue Premio Pritzer.