El próximo domingo El Papa Francisco presidirá en Roma la Canonización de la Madre Teresa de Calcuta, cuya vida de entrega absoluta ha inspirado a miles de personas en todo el mundo. Su dedicación a los más pobres de entre los pobres, los moribundos, los marginados así como su incansable trabajo de evangelización fueron un ejemplo vivo de santidad y fidelidad al evangelio que sus más de 5000 hijas, las misioneras de la caridad, y miles de voluntarios continúan manteniendo vivo hoy en todo el mundo.

En el año 2013 GRANDA recibió el encargo de realizar una serie de imágenes de Santos para la catedral de Sídney, Australia. Nos pidieron una serie de ocho Santas Mujeres para el altar de Nuestra Señora entre las que se encontraban varias Santas recientes, Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), Santa Mary MacKillop (primera santa australiana) y la entonces Beata Madre Teresa, entre otras.

Pese a tratarse de figuras de pequeño tamaño y formar parte de un grupo amplio, los artesanos de Granda se esmeraron en que cada imagen reflejase un carácter personal, único y especial. Así, para la realización de la figura de la Madre Teresa,  Juan Carlos Martínez Moy, uno de nuestros artistas, realizó varias visitas a la casa de las Misioneras de la Caridad en Madrid, que acoge a personas abandonadas y enfermos de sida. La idea era no solo captar los detalles de cosas materiales como la manera en la que las hermanas visten el sari, su hábito, sino también para hacer una inmersión en la sensibilidad, carácter y sentimientos de las hermanas y su visión de su Madre.

madre-teresa-proceso

El resultado de esta experiencia resultó en el modelado de una figura extremadamente fiel a la imagen que tenemos de la Madre Teresa, con todas las imperfecciones y marcas de la edad, humilde pero alegre, con la mirada puesta en lo alto, en su “todo en todo”.  El modelo de barro sirvió como referencia para la talla de un bloque de nogal de apenas 80cm de altura, que fue policromado con mimo para darle luz a la mirada y su característico color blanco y azul al hábito. Las ocho estatuas fueron instaladas en sus hornacinas de la catedral de Sídney en 2014.

img_6200