Recientemente ha salido al mercado de las aplicaciones un nuevo software para dispositivos móviles que facilita a los católicos localizar en el entorno próximo sacerdotes dispuestos a atender y administrar el sacramento de la Confesión.a los usuarios que lo demanden.

captura  App móvil Confesor Go

LA CONFESIÓN CUANDO Y DONDE QUIERAS

Los católicos acostumbran a recibir este sacramento, pero los horarios de trabajo, las tareas familiares y otras responsabilidades que atender lo dificultan. Confesor Go nace para comunicar personas que quieran confesarse con sacerdotes disponibles para administrarles este sacramento. A través de un sistema de geolocalización, los usuarios identifican confesores próximos en tiempo real y entrar en contacto directo con ellos.

Los sacerdotes activos mostrarán su disponibilidad para administrar el sacramento del perdón ya sea en el interior de una Iglesia o en espacios públicos, abiertos, según las posibilidades y necesidades de cada momento.

CONFESONARIOS “PRET À PORTER”

Precisamente para facilitar la impartición digna del sacramento en espacios “provisionales”, como puede ser una ceremonia al aire libre, un campamento de verano, o incluso en ceremonias dentro de un templo como los actos penitenciales, etc., Granda ha diseñado dos modelos de confesionario portátil, uno en cartón y otro en aluminio.

Probablemente el cartón se asocie a una material frágil, sin embargo el conocido como “cartón de nido de abeja”, con el que Granda fabrica este modelo de confesionario, es de una gran resistencia. Solidez que demuestra el hecho de que Shigeru Ban, el arquitecto japonés Premio Pritzker, utilice este mismo tipo de cartón para construir iglesias y catedrales… El diseño del confesonario portátil mencionado ha logrado su ligereza –pesa 3,5 kilos- y su portabilidad, al plegarse en una única pieza -incluído un asiento desmontable para el confesor- que cabe en una bolsa con asas. En esta secuencia de fotografías se puede observar:

sin-titulo-4Fotografía del modelo de confesionario portátil diseñado en cartón por Granda

El otro modelo de aluminio de confesonario portátil que Granda ha diseñado, está fabricado en una chapa de 2 mm de espesor, con alma de plástico recubierta de aluminio lacado. Y su peso está en torno a los seis kilos.

En estas fotografías se muestra el resultado final de este segundo modelo de Granda: