Es conocida la costumbre cristiana de honrar a la Virgen María durante el mes de mayo, pero pocos saben por qué fue elegido este mes para honrar a la Madre de Dios.

En la Grecia Antigua el mes de mayo, que traía el buen tiempo y la primavera, era dedicado a Artemisa, diosa de la fecundidad. Esta tradición pasó a la cultura romana como el mes dedicado a Flora, diosa de la vegetación.

Durante la Edad Media empezó a difundirse entre la cristiandad y en España nació una devoción popular a la Virgen en este mes, que era llamado también “mes de las flores“, por el simbolismo existente con el apogeo de la primavera, un momento en el que la naturaleza es más fecunda y bella.  En el siglo XVII ya estaba muy extendida la idea de un mes dedicado específicamente a la Virgen María y en el siglo XIX se extendió esta costumbre hasta nuestros días. Hoy se han generalizado ciertas costumbres marianas como las romerías y  peregrinaciones a santuarios marianos.

Durante el mes de mayo es habitual encontrar en nuestros talleres obras dedicadas a la Virgen María. Hoy queremos mostrar este grupo escultórico realizado para el oratorio de The Heights School, en Potomac, Maryland, que representa a la Virgen del amor hermoso (Mater pulchrae dilectionis)  con el Niño Jesús adolescente.

Aquí os mostramos imágenes de cada etapa del proceso creativo, comenzando con uno de los bocetos conceptuales y terminando con una foto de la obra terminada. La imagen, fue primero modelada en arcilla, un material que permite al artista trabajar y revisar todos los detalles que más adelante se van a tallar a mano en madera.

18485802_821068301392037_3512937437450378112_n

El proceso creativo parte, como siempre, de un boceto conceptual.  Esa es la referencia que toman nuestros artistas, que trabajan después sobre los materiales escogidos, según la técnica que se requiera.

18447264_821068354725365_9105961233564709963_n

La talla refleja la escena de un Cristo adolescente  que ofrece una rosa a su madre. La madre tiene la mirada posada sobre su hijo.

18491709_821069464725254_924829189580333674_o

18425349_821069624725238_7429990670613955004_n

El resultado final, una talla de madera policromada que trata de transmitir la dulzura del rostro de una madre con la mayor naturalidad.