GUDMUNDO EL BUENO, UN SANTO DEL S.XII

Gudmundur Arason nació en islandia en 1161. A los 24 años fue ordenado sacerdote. Su fama de hombre recto y devoto le llevaron a ser elegido obispo de Hólar, una de las dos diócesis que existían en Islandia en la Edad Media. Durante su vida luchó contra la corrupción y llevó una vida de desprendimiento de los bienes materiales y preocupación por los pobres. Entre 1214 y 1218 vivió en Noruega, razón por la que su fama se extiende hasta  allí y hay hoy varias iglesias dedicadas a él.

IMG_4748

LA ESCULTURA PARA UNA NUEVA IGLESIA NORUEGA

Recibimos el encargo de una parroquia de reciente construcción situada Jessheim (Noruega).

Al igual que la iglesia de St. Clara, en Kongsvinger, la iglesia de St Gudmund  nació por la gran afluencia de fieles que llegaban a St. Magnus, la única de la zona, y la necesidad de atenderlos a todos. Una vez aprobada la división, St Gudmund comenzó su actividad pastoral en enero de 2017.

St-Gudmund-kirke

INNOVACIÓN: APLICACIONES TRADICIONALES SOBRE MATERIALES NUEVOS

Al realizar el diseño inicial estudiamos la figura de St. Gudmund y atendimos las indicaciones de la parroquia sobre su patrono: que  vistiera casulla y que llevara la mitra y el báculo propios de un obispo.  Además, se procuró respetar las facciones nórdicas que debía tener el santo dada su procedencia – tono blanquecino en la piel y el cabello, frente recta y vertical, ojos claros, nariz estrecha y recta, mandíbula angulosa y mentón puntiagudo, constitución atlética… – al tiempo que se procuraba proporcionar al rostro la serenidad que, según la tradición, le caracterizaba.

IMG_4734.jpg

Además, debían tenerse en cuenta la arquitectura del edificio y los elementos de los que ya disponía la Iglesia: un sagrario de mármol rojo de Granda que el arzobispado adquirió un año atrás, y una estatua renacentista de la Virgen, con la que debía compartir estilo para no romper la unidad del espacio interior y para que no menoscabara el protagonismo de la Virgen.

Esa es la razón por la que se escogió para la imagen de San Gudmund su faceta de obispo y no se realizó otro posible proyecto de grupo escultórico en el que San Gudmund saldría rodeado de niños pobres. En cambio, el santo tiene entre sus manos un pergamino que dice: “Quamdiu fecistis uni de his fratribus meis minimis mihi fecistis” (Matteus 25, 40) “Lo que hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.”

La técnica del estofado, previo dorado al agua con oro fino, ha permitido realizar una casulla renacentista para el santo, a juego con la del manto de María.

La representación de San Gudmund, de 150cm de altura, fue modelada en arcilla y posteriormente reproducida en resina en nuestros talleres. Esta es la primera vez que se aplica oro fino bruñido sobre material resina en el taller y ha sido posible por la aplicación previa de una base de preparación acrílica sobre la resina. La aplicación de un tratamiento tradicional de Granda sobre una base nueva ha tenido un excelente resultado, pues mejora el rendimiento y el tiempo de producción manteniendo la excelencia en la calidad de la pieza.

Puedes ver aquí las fotografías del proceso:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.