Alcalá de Henares celebra el 450 aniversario de la Reversión de las Reliquias de los Santos Niños Justo y Pastor, el acto católico más importante del año en Alcalá de Henares, con permiso de la Semana Santa, tal y como ha declarado el Obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla. 

Aprovechamos para recordar la historia y atributos propios de estos dos niños santos, a propósito de esta talla que realizamos en Granda para la capilla del Palacio Episcopal de Alcalá de Henares.

157-justo-y-pastor-escultura1.jpg
Los Santos Niños representados con sus atributos propios: la palma del martirio,  un pergamino propio de sus tareas en la escuela, la espada con la que fueron degollados y la roca sobre la que se arrodillaron, en la que se dice que quedó grabada la marca de sus rodillas y que hoy se venera en Alcalá de Henares.

LOS NIÑOS QUE SE ENFRENTARON A DIOCLECIANO

Estos dos pequeños cristianos fueron martirizados en el siglo IV, durante la llamada “Gran persecución” del emperador Diocleciano. Según las actas, los dos niños, enardecidos por el ejemplo de tantos cristianos que confesaron su fe con la muerte, un día, al salir de la escuela, se presentaron ante Daciano a confesarse discípulos de Jesucristo, y el procónsul los mandó degollar.

Los nombres de los Santos Niños figuran en el poema de Prudencio, que dice: “Siempre será una gloria para Alcalá el llevar en su regazo la sangre de Justo y Pastor, dos sepulcros iguales donde se contiene el don de ambos: sus preciosos miembros.”

DSC_3030.JPG
Boceto modelado en barro de los Santos Justo y Pastor.

 

UNA ESCULTURA DE LOS SANTOS NIÑOS PARA EL PALACIO ARZOBISPAL

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta es la versión de los Santos Niños realizada en nuestros talleres para la capilla del Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares, en Madrid. También se realizó para este proyecto el diseño y ejecución de un retablo de madera de cedro barnizada, con detalles dorados con oro fino al mixtión y zonas policromadas.

Para el cuerpo central y las hornacinas laterales del retablo, se diseñaron  fondos de madera grabada, sobre las que se colocarían después una Imagen de Cristo Rey de 70 cm, modelo de Granda, tallado y encerado y con la corona y el paño dorados en oro fino. A cada lado del Cristo, una imagen de la Virgen con el Niño tallada en madera, policromada y con los vestidos estofados y la imagen de los Santos Niños, también de madera tallada y policromada, y representados con sus atributos propios: la palma del martirio, un pergamino propio de niños en edad de ir a la escuela, la espada con la que fueron degollados y la roca sobre la que se arrodillaron, en la que se dice que quedó grabada la marca de sus rodillas y que hoy se venera en Alcalá de Henares.

obisp-alcala.jpg
DSC_3031.JPG

Además, se realizaron también el ambón y el altar, así como la sede, el sitial y los reclinatorios.