UNA CATEDRAL-SANTUARIO A LAS ORILLAS DEL RÍO DE BRDA

El pasado 26 de mayo tuvieron lugar las primeras ordenaciones en la Catedral de Bydgoszcz , también conocida como “Fara”, desde que se llevó a cabo la reforma de su presbiterio.

whatsapp-image-2018-05-28-at-11-31-44-am.jpeg

Este templo católico situado en Bydgoszcz (Polonia) comenzó como una sencilla iglesia de estructura de madera, pero a consecuencia de un incendio fue reconstruida en el siglo XV en una variante del gótico particular de la zona. El tempo se caracteriza por el uso de colores vivos -tonos verdes, rojos, azules y violetas que revisten sus paredes interiores y por sus grandes puertas de roble, de estilo renacentista. En su origen la iglesia fue dedicada a los santos Nicolás y Martín, patronos del comercio y las artesanías, muy apropiados dadas las aspiraciones comerciales que ha tenido siempre la ciudad.

La iglesia consta de una nave central y dos naves laterales y es uno de los monumentos arquitectónicos más valiosos de la zona; además de Catedral es también Santuario dedicado a la Virgen donde se veneran dos imágenes de ella: La Virgen de la Rosa, patrona de la diócesis, en el altar principal y la Virgen del Escapulario en el altar de la nave norte, dos tallas de los siglos XV y XVIII, respectivamente.

La original policromía del interior data de 1922-1925 y fue realizada por Henryk Nostitz-Jackowski, aunque la obra más importante de la Catedral es la Madonna con la rosa, una pintura del gótico tardío en la que aparecen la Virgen, con el Niño en brazos  sosteniendo una pequeña Rosa en la mano.

BYDGOSZCZ ADQUIERE UN NUEVO ESPLENDOR

El año pasado nos trasladamos a esta pequeña ciudad del interior de Polonia para visitar su catedral, donde querían realizarse varias reformas para mejorar el estado del templo y hacer la liturgia más cercana a los fieles.

Para ello nuestro departamento de proyectos estudió la forma de devolver al edificio su antiguo brillo e introducir elementos que avivaran la devoción en la comunidad de fieles.

Para ello se diseñaron un nuevo altar y ambón  realizados en mármol verde indio pulido y embellecidos con un relieve al que se le ha aplicado un acabado bronce.

El relieve encierra un concepto iconográfico muy ligado a Polonia: cuerdas y alambres de espino -símbolos que recogen el sufrimiento del pueblo polaco durante el holocausto- entrelazados con un rosal -símbolo presente en el retablo de la iglesia y que hace honor a la Virgen. 

La sede lateral, realizada en madera de roble con los asientos tapizados, es coherente con las piezas anteriores por el tapizado verde de los asientos y la presencia de un relieve de la misma serie en su parte superior.

UN HALLAZGO HISTÓRICO DURANTE LA REFORMA

Durante las excavaciones previas a la renovación se produjo un inesperado hallazgo arqueológico bajo las baldosas del presbiterio, donde se encontró un tesoro formado por 480 monedas de oro y otros 200 artículos y joyas que datan de los siglos XVI y XVII.

Pese al retraso que el hallazgo supuso -fue necesaria una investigación arqueológica- pronto pudimos reanudar el trabajo de levantar el suelo del presbiterio para reducir la diferencia de ocho escalones de altura altura que tenía con el suelo de la nave y para acercar la palabra al pueblo. Se decidió seguir el estilo oriental de la iglesia en cuanto al color y cambiar el suelo monocromático por nuevas baldosas de mármol en dos colores. El contraste negro y blanco no solo embellece el presbiterio sino que también evita también tropiezos entre los sacerdotes, algunos de avanzada edad.

50d961a9-0a08-467c-ab79-b0bf3a531857

Actualmente, se encuentran en proceso de restauración integral la sillería carmelitana y el retablo monumental que acoge a la imagen de la patrona de la diócesis: la Madre de Dios del Amor Hermoso