El pasado mes de mayo se inauguró la nueva parroquia de Santa Olaya en Gijón donde se han instalado una talla nueva de la patrona tallada y policromada en nuestros talleres, un sagrario de plata y dos imágenes antiguas sobre las que ha intervenido el departamento de restauración.

26996320027_6c122a65dc_b.jpg

SANTA OLAYA, LA NIÑA MÁRTIR QUE SE ENFRENTÓ A LA AUTORIDAD PARA DEFENDER A LOS CRISTIANOS

Desde nuestros talleres hemos intervenido en el diseño y la ejecución de la talla de Santa Olaya (o Santa Eulalia), una joven cristiana de 12 años que padeció el martirio tras denunciar ante el gobernador Daciano la injusticia de un nuevo decreto que prohibía a los cristianos dar culto a Jesucristo y les obligaba a adorar a los ídolos paganos.

20180419_112957

20180419_11291620180419_112923

A pesar de que sus padres trataron de protegerla llevándosela lejos de la ciudad, la niña llegó hasta Mérida para enfrentarse al gobernador, que al principio intentó disuadirla. Olaya se negó a cumplir sus deseos de adorar a otros dioses; se dice que le dijo: “Al sólo Dios del cielo adoro; a El únicamente le ofreceré sacrificios y le quemaré incienso. Y a nadie más”. El gobernador entonces mandó que la torturaran hasta la muerte.

Su historia se extendió rápidamente por el Imperio fortaleciendo la fe de los cristianos y la peregrinación de muchos al lugar de su martirio, Mérida, de donde ostenta el título de alcaldesa perpetua. Sus restos reposan en la catedral de Oviedo.

La santa es representada en la talla con la palma del martirio en una mano y un pequeño hornillo en la otra, sus atributos tradicionales. Su rostro, propio de una niña camino de convertirse en mujer, refleja serenidad y una madurez impropia de una niña de su edad. La talla ha sido realizada en madera y policromada con acabado veladura.

20180405_12592620180405_125912

 

“SOMOS DE LA PARROQUIA DE SANTA OLAYA Y NECESITAMOS UN TEMPLO”

El Arzobispo Sanz Montes, contó a los feligreses durante la bendición de inauguración que ocho años atrás, después de la primera misa tras su nombramiento, varias personas que pertenecían a la parroquia, entonces situada en un bajo de Natahoyo, se le acercaron para decirle que el local se les estaba quedando pequeño y que necesitaban una nueva iglesia con capacidad para atender a los más de 10.000 habitantes de la zona. El pasado mes de mayo esa petición se hizo realidad con la apertura de las puertas de la nueva iglesia diseñada por el joven arquitecto Jose María Cabezudo, que concluyó un proyecto que había comenzado su padre, fallecido en 2015.

IMG-20180503-WA0022

La nueva iglesia es un edificio moderno situada en un parque cercano al Club Deportivo Santa Olaya y consta, además de la nave principal, de un coro, una capilla más pequeña, tres despachos parroquiales, una sala de juntas y cuatro salas multiusos donde podrán llevarse a a cabo la actividad de Cáritas y otras actividades parroquiales.

EL NUEVO EDIFICIO PARA LOS FIELES DE SANTA OLAYA

El nuevo templo, de estilo moderno, ha sido construido en ladrillo visto en color blanco y madera blanca en la estructura de la cubierta con una gran cruz que sobresale por encima de la construcción con un efecto luminoso particular. En el interior, prima la sobriedad y la luz natural que penetra por los numerosos ventanales rasgados que hay en la fachada y el techo. El revestimiento interior de la iglesia es sencillo y sobrio: tan solo tres imágenes, varios elementos de madera y seis candelabros anclados en la pared.

img-20180503-wa0009.jpg

2018-04-25 15.54.13

2018-04-25-17-44-51.jpg

2018-04-25-17-43-57.jpg