Desde que se constituyeron los Talleres de Arte Granda hace más de un siglo, se han realizado numerosos encargos de imágenes y tallas de la imagen esculpida de la Inmaculada Concepción.

Hoy os presentamos esta obra,  basada en una obra original del aclamado artista español, Alonso Cano. El original data de 1655 y se encuentra en la sacristía de la Catedral de Granada. Fue realizada según una guía para artistas escrita por Francisco Pacheco, reconocido maestro del siglo XVII. La joven y bella Virgen María de Cano es una escultura hermosa y equilibrada, inspirada en los textos apocalípticos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El original de Cano tiene solo unos 55 cm de altura, la Inmaculada Concepción de Granda es de tamaño natural, tallada, como la original, en madera de cedro y policromada.

SIMBOLOGÍA DE LA INMACULADA

Esta representación de la Madre de Dios tiene los atributos que tradicionalmente se han asociado a esta advocación de la Virgen. Estos atributos no son otros que los que encontramos en el capítulo 12 del Apocalipsis:

“Y una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; estaba encinta, y gritaba, estando de parto y con dolores de alumbramiento” Apocalipsis, 12

-De rostro resplandeciente, con una corona de doce estrellas sobre su cabeza

-Embarazada, portando a Cristo

-Con una luna bajo los pies