Tradicionalmente durante los actos del Viernes Santo se empleaban figuras articuladas. En muchos lugares la imagen del Cristo era desclavada de la cruz ese día  y sacada en procesión por las calles para ser venerada por el pueblo. Este es el caso del Cristo de Burgos, una imagen con funcionalidad litúrgica, que probablemente se utilizaba también durante la Baja Edad Media en los autos sacramentales, escenas teatralizadas que representaban la Pasión del Señor.

Hace cinco años que la ciudad de Burgos recuperó la tradición de “El descendimiento” gracias a la creación de una réplica de la imagen del Cristo articulado de la Catedral, que data del siglo XIV y es de estilo flamenco y que tiene la particularidad de tener movilidad en la cabeza, los brazos y los pies.

procesion-santo-cristo-burgos_4
La réplica del Cristo Articulado en la Catedral. Fuente:  http://www.archiburgos.es

La pieza original dejó de salir a las calles para evitar el deterioro, debido a su valor artístico y patrimonial. Hoy es una réplica, también de madera pero rellena de fibras sintéticas, la que procesiona por las calles de Burgos.

desenclavo6.jpg
Desenclavo de la réplica del Cristo articulado. Fuente: burgosconecta.es
desenclavo1 (1).jpg
Desenclavo de la réplica del Cristo articulado. Fuente: burgosconecta.es

La nueva imagen fue realizada en nuestros talleres bajo la dirección de Francisca Soto. La imagen es una copia fiel del original elaborada por un equipo de restauradores tras realizar un estudio exhaustivo de sus materiales, radiografías y análisis clínicos de la policromía. Para su ejecución se alternaron estas nuevas tecnologías de escaneado y análisis con técnicas tradicionales como la talla en madera de la cabeza, el torso, las piernas y los brazos. Después se procedió al ensamblaje metálico de articulaciones, su relleno con fibras y el forrado con cuero.

Los detalles de la imagen se completaron posteriormente con aditamentos de pergaminado encolado y barbotina de yeso y la policromía se realizó con técnica mixta de temple y óleo, aparejando las zonas de madera a la madera original. El Cristo original está recubierto de piel de becerro, probablemente para dotarlo de mayor realismo, y de pelo y uñas naturales, que también se añadieron a la nueva imagen para que mantuviera la mayor similitud con el original.

626b43d3-c458-d2ea-bcef3b70339122cb-1
Bendición de la réplica del Cristo Articulado. Fuente:  http://www.archiburgos.es
procesion-santo-cristo-burgos_16
Salida de la Catedral de la réplica del Cristo Articulado. Fuente:  http://www.archiburgos.es
Esta imagen es la de mayor devoción en Burgos. Se venera en la catedral desde el año 1836, tras estar en el monasterio de San Agustín y en la iglesia de San Nicolás. Se dice que ante él rezaba santa Teresa de Jesús cuando visitaba la ciudad.