Redfield College es una escuela católica situada al noroeste de Sidney. Fue fundada en 1986 por el grupo de padres y maestros PARED (Parents for Education) y lleva más de 30 años de andadura formando a niños y jóvenes.

El colegio tenía, desde los inicios, una pequeña capilla dedicada a alumnos y profesores. Con el paso de los años resultó insuficiente para acoger a todo el alumnado, por lo que decidió realizarse una nueva capilla de mayor tamaño en el lugar que anteriormente ocupaba el salón de actos.

Edificio principal de Redfield College

LA NUEVA CAPILLA, MÁS GRANDE Y LUMINOSA

El proyecto de traslado y rediseño de la capilla fue liderado por la arquitecto australiana Vanessa Bookallil, que llevó a cabo un planteamiento del espacio basado en formas puras (líneas y formas geométricas) y donde la luz desempeñara un papel fundamental aliándose con las sombras para crear un agradable juego de claroscuros.

En el contexto de este proyecto recibimos el encargo de realizar varios elementos para el oratorio: un relieve de la última cena para situarlo en el centro del altar, un sagrario especial con su lámpara de sagrario, una imagen de la Virgen, una imagen de San Josemaría Escrivá y una cruz procesional.

Vista de la capilla desde la entrada

NUESTRA PROPUESTA DE SAGRARIO

A la hora de plantear los elementos de la capilla partimos de la línea general para el diseño del espacio. Así, se diseñó un sagrario especial basado en formas volumétricas: un cilindro y media esfera. Realizado en latón y cobre, se doró posteriormente y se le añadió un único adorno: un cordero pascual realizado en primer lugar en madera que después se reprodujo en metal. Así, el sagrario respeta la intención de que el elemento central sea rotundo, a la vez que sobrio. Junto a él se ha colocado la lámpara que acompaña habitualmente a los tabernáculos.

El sagrario cilíndrico y cerrado en la parte superioir por una cúpula, presenta en la parte frontal la imagen del Cordero Pascual, con el estandarte de la victoria
El sagrario durante su realización en el Taller de GRANDA

EL RELIEVE DE LA ÚLTIMA CENA

Para el frente del altar, lugar donde tiene lugar la Eucaristía, se ha realizado un relieve de la última cena. El relieve, de resina con acabado alabastro, ilustra la última cena de Jesús con sus discípulos y al diseñarla se primó el protagonismo de las figuras de Jesús y los apóstoles sobre el resto de detalles, logrando una estética sobria y poco recargada.

El altar, con la representación de la última cena en el frente.
Detalle del relieve de la última cena tras su finalización en el taller de GRANDA

TRES TALLAS A MEDIDA PARA LA CAPILLA

Además, se realizaron también dos tallas de la Virgen María y de San Josemaría Escrivá, ambas de resina con acabado piedra, en las que se ha apostado por el color blanco y la ausencia de texturas. También se ha realizado una talla de Cristo crucificado procesional, este si, policromado y de estilo realista, con el que los alumnos puedan tener una cercanía y una interacción mayor.

Las dos tallas de la Virgen María y San JosemaríaEscrivá en sus respectivas ornacinas.
Our Lady statue antes de recibir el acabado final y de embalarse rumbo a Australia
La talla de San Josemaría durante su realización en el taller de GRANDA

OTROS ELEMENTOS

Por último os mostramos varios elementos más llevados a cabo en nuestros talleres: la pila de agua bendita, el atril y las lámparas de sagrario.