Patena de inspiración románica con esmalte.

En estas semanas en las que recuperamos nuestra actividad, se ha terminado en nuestros Talleres este encargo especial. Esta patena de recreación histórica, realizada según indicaciones del cliente, en la que se trata de captar la esencia del arte románico, pero sin reproducir fielmente ninguna obra concreta. En su forma, está inspirada en la patena que acompaña el famoso cáliz del santuario de Santa María la Real de O Cebreiro (Lugo). Este emblemático cáliz, que se tomó como símbolo en el actual escudo oficial de Galicia, está vinculado a un milagro eucarístico ocurrido en el siglo XII.

Se ha incorporado en el suelo de la patena un esmalte con el Cordero Místico, reproducido según uno de los mosaicos de la abadía de Hagia María en Jerusalén, donde la tradición sitúa el lugar donde acaeció la Dormición de la Virgen María. Este mosaico, curiosamente, es también una recreación del arte medieval. Erigida la abadía actual a finales del siglo XIX, fue ocupada por monjes benedictinos procedentes de Beuron. Este monasterio alemán estuvo muy implicado en el Movimiento de Renovación Litúrgica, en especial en lo tocante a las artes plásticas cristianas, y fue cuna de numerosos monjes artistas. Fue precisamente un monje benedictino, Radbod Commandeur, quien diseñó los mosaicos del templo en 1939, en los que trató de recuperar la esencia del arte cristiano tardoantiguo y románico.

La patena ha sido forjada y cincelada a mano en plata, y posteriormente dorada. El esmalte está realizado sobre un fondo de esmalte de trasflor, también llamado transparente, que permite ver a través de sí el metal sobre el que está aplicado. Sobre este fondo de ocres y amarillos, destaca el Cordero Místico en esmalte opaco, mientras que los detalles de la miniatura están realizados con colores vitrificables.