El final de la primavera siempre está marcado en nuestro calendario por las ordenaciones sacerdotales. Este año, en el que se han visto postergadas tras un curso muy difícil, ha sido para nosotros una fuente de esperanza que el ritmo normal de la vida fuera recuperándose en nuestros Talleres, precisamente, mientras preparábamos los encargos que nos habían hecho los futuros sacerdotes para un día tan trascendental.

Uno de los ordenandos nos escribía hace pocos días unas palabras de agradecimiento que nos emocionaron profundamente: “Ver lo bien hecho que está vuestro trabajo me ayuda para prepararme para estos días”. Y es que esa es la misión que, por encima de todas, propuso para nuestra empresa su fundador, don Félix Granda, quien además de artista era sacerdote: “Que el sacerdote, al enseñar su iglesia, sus vasos sagrados, sus objetos de arte, le den estos motivo para hablar de Cristo, a cuyo culto están consagrados. Que todo en el templo enseñe a Cristo.”

Compartimos hoy, como muestra, algunos de los objetos litúrgicos que en estos meses hemos realizado para ellos.

Palia para un ordenando, bordada a mano en el Taller Artesano de Los Rosales (Talleres de Arte GRANDA)
Palia para un ordenando, bordada a mano en el Taller Artesano de Los Rosales (Talleres de Arte GRANDA)

Esta palia bordada a mano con cordones de oro entrefino, y matizada a mano con hilos de seda natural. En ella, aparecen dos pavos reales inclinados sobre el Crismón, símbolo de Cristo. Los pavos reales simbolizan las almas inmortales de los creyentes, pues en la Antigüedad se creía que su carne no se corrompía. En el arte paleocristiano y románico, en cuyas formas artísticas está inspirado este diseño, suelen representarse picando uvas, en alusión a la Eucaristía. Don Félix Granda empleaba mucho esta iconografía, precisamente situándolos en torno al Crismón.

 

Cáliz con esmaltes especiales que representan a Juan Pablo II y Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro
Cáliz con esmaltes especiales que representan a Juan Pablo II y Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro
Esmaltes de san Juan Pablo II y Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (detalle)
Esmaltes de san Juan Pablo II y Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (detalle)

El cáliz, uno de los muchos que hemos tenido la suerte de fabricar estas semanas, es de plata y plata dorada, entallado y cincelado a mano. En su base presenta dos esmaltes realizados especialmente para esta pieza, a fuego y con pintura sobre esmalte. En ellos están representados san Juan Pablo II y Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.